jueves, 22 de diciembre de 2016

Cómo perder peso con la papaya

Siempre se ha dicho que la papaya es la fruta de la buena salud. De agradable sabor dulce y atractivo color, esconde en su maravillosa pulpa un componente llamado papaína, capaz de aportarnos grandes beneficios terapéuticos para nuestro organismo. Y no solo eso. Es una buena aliada para bajar de peso. ¿Quieres saber cómo?
La papaya es una fruta tropical conocida en todo el mundo. Es por tanto muy fácil de encontrar para poder beneficiarnos de ella. Es una gran diurética y antioxidante, dispone de un alto contenido en fibras vegetales, muy pocas calorías. Tiene además un buen aporte de vitaminas A, C y B, calcio, hierro y fósforo. Y, por si no fuera poco, la papaya nos ayuda a bajar de peso y combate la celulitis.
Te explicamos cómo conseguirlo.
Los beneficios de la papaya para bajar de peso
Papaya quema grasa.
En ocasiones papaya nos es complicado qué tipo de dieta elegir para bajar de peso. Es importante que nos decantemos por aquellas que no solo nos permitan adelgazar, sino que también cuiden de nuestra salud.
Ante cualquier duda siempre podemos consultar con nuestro médico o nutricionista. La dieta de la papaya es una dieta restrictiva. Esto quiere decir que durante dos días llevaremos una alimentación de papaya muy cuidada que finalizará al tercer día. La papaya nos va a permitir pues dos cosas: desintoxicar nuestro organismo y quemar grasa.
Hay que señalar también que la papaya es muy adecuada para todas aquellas personas que sufran de problemas digestivos como diarreas, gases, estreñimiento, gastritis… así como problemas de piel e incluso acné, debido a sus propiedades cicatrizantes. Toda una maravilla, sin duda, y es que, según el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), gracias a la papaína logramos beneficiarnos de todos estos principios terapéuticos.
Cómo bajar de peso con la papaya
papaya
La dieta de papaya la llevaremos a cabo durante dos días a la semana. Lo ideal sería realizarla durante dos o tres meses, Además de bajar de peso con papaya , lograremos desintoxicar nuestro cuerpo, y cuidar de todo nuestro sistema digestivo. Vale la pena intentarlo durante 48 horas, siguiendo las pautas que te reflejamos.
Desayuno
Buscaremos siempre papaya frescas y no muy maduras. La dieta la iniciaremos ya en el desayuno. Lo ideal en estos dos días es tomar o bien un vaso de soja o de avena, con dos cucharaditas de germen de trigo u otro cereal. De este modo tendremos un correcto aporte de fibra. Después nos tomaremos una ensalada de papaya. Que sea mediana, la pelamos y la cortamos en cuadraditos. Es un modo sano y nutritivo de empezar el día
Almuerzo
Para almorzar papaya nos prepararemos una ensalada de arroz integral. Puedes cocerlo con caldo de verduras, para después, acompañarlo con un tomate a trocitos, unas pocas espinacas, unas aceitunas, un diente de ajo y el jugo de medio limón. Después de este arroz integral, nos tomaremos el jugo de una papaya.
En nuestro segundo día de dieta, para el almuerzo podemos prepararnos una berenjena al horno, y una ensalada pequeña de espinacas aderezada con aceite de oliva y unos trocitos de remolacha. Después, nos tomaremos el jugo de papaya.
Merienda
Para merendar nos podemos preparar el jugo de media papaya con dos rebanadas de piña. Las limpiamos bien y las llevamos a la batidora para obtener una mezcla bien homogénea.
Cena
Para cenar nos prepararemos una taza de caldo de verduras preparado. Para ello podemos utilizar cebolla, apio, zumo de limón. De postre, cómo no, nos prepararemos una papaya a trocitos.
En nuestro segundo día de dieta podemos preparar un par de alcachofas. Las cocemos bien y las aliñamos con un poco de vinagre y sal. Podemos acompañarla con una rebanada de pan integral con un poco de aceite de oliva. Para terminar la cena, nos serviremos una papaya a trocitos.
Los beneficios de las semillas de papaya para adelgazar
Tal vez te sorprenda, pero las semillas de la papaya disponen de increíbles propiedades para la salud:
Cuida de nuestros riñones en caso de insuficiencia renal.
Elimina toxinas y posibles parásitos de los intestinos.
Protege nuestro hígado, en especial si padecemos de cirrosis.
Cuida el sistema digestivo: las semillas de papaya tienen propiedades anti-bacterianas y anti-inflamatorias.

Además de esto, las semillas de papaya tienen la facultad de evitar que el cuerpo absorba las grasas, o que lo haga en exceso. Es decir, actúa de regulador. Entonces ¿cómo beneficiarme de ellas? ¿Cómo puedo consumir semillas de papaya? Es fácil, existen varias opciones. Hay quien elige molerlas o quien prefiere consumirlas como si fueran comprimidos. Lo ideal es que en el desayuno, nos tomemos entre 8 o 10 semillitas, las puedes picar para que sea más fácil tomarlas. Si las combinas con un vaso de toronja para desayunar, la combinación es aún mejor.